Os axóuxeres son obxectos sonoros de cores moi vivas para entreter aos cativos e cativas. Este blogue pretende ser un espazo onde poder realizar o intercambio de experiencias, amáis dunha proposta motivadora de integración das TIC ás miñas clases. Desexo que sexa enriquecedor e motivante para a vosa e a miña formación.

sábado, 16 de mayo de 2015

En la infancia se detiene el tiempo
ante las miradas limpias y nuevas.
Sonrisas de arco iris que dibujan esperanza.
Sol que al reflejarse en sus caras
despierta brillos de azúcar.

Todo es para siempre.
Todo principia:
príncipes y princesas.
Infancia, vuelo de mariposas,
círculo de confianza.

Amigos, mascotas, saltos y carreras : pureza,
sabios con mellas, pupas y desolladas rodillas,
remolcadores de viejas almas.
Incansable aliento
y la vida se renueva.

Todo parece un collage de la infancia
Espuma de mar, pompas de jabón, bombones rellenos:
red de amor.

Tartas, pasteles, chucherías y helados.
Besos, abrazos y amorosos cuidados.
Infancia, puntal de valores, soporte de sueños.

¡Fuera los miedos!
Tesoro de ingenuidad puesto de puntillas,
para aprender con impaciencia la maravilla de la vida.




CÓDIGO DE INSERCIÓN

OBRAS de ARTE de "PABLO PICASSO"


Un cuadro vive su vida como un ser vivo, experimenta los cambios que la vida cotidiana nos impone. Esto es lo natural ya que un cuadro no vive sino es a través de aquel que lo mira.
Pablo PicassoChristian Zervos, “Conversation avec Picasso”,en Cahiers d’art Paris 7/10 (1935), p. 173-17

















Dora Maar contribuyó decisivamente a alentar la conciencia política de Pablo Picasso, siendo la compañera afectiva del pintor durante el período de realización del Guernica. La relación de ambos fue tumultuosa, pero probablemente la más cercana y cómplice que el malagueño haya mantenido con una mujer. En los años que abarcó esa relación, Dora Maar fue la modelo principal del artista y el tema de algunos de sus retratos más emblemáticos, efigies que reflejan tanto la intranquilidad de un agitado y tumultuoso período político como la profunda relación personal de ambos.
Picasso realizó, al menos, cuatro tipos diferentes de retratos de Dora Maar. En el perteneciente al Museo Reina Sofía, la cabeza de Dora Maar aparece ligeramente girada hacia un lado, con la melena suelta y mirando desafiante al espectador con sus grandes ojos, algo extraviados, que parecen delatar su cercana demencia, en una mirada reveladora asimismo de los trágicos acontecimientos vividos por esta apasionante mujer. Como se ha comentado en alguna ocasión, en estos retratos Picasso utiliza los rasgos faciales de Dora Maar como si se tratara de un paisaje conocido y familiar, marcado por los estragos de la guerra.

Portrait de Dora Maar (Retrato de Dora Maar)
Retrato de Dora Maar 1939

No hay comentarios:

Publicar un comentario