Os axóuxeres son obxectos sonoros de cores moi vivas para entreter aos cativos e cativas. Este blogue pretende ser un espazo onde poder realizar o intercambio de experiencias, amáis dunha proposta motivadora de integración das TIC ás miñas clases. Desexo que sexa enriquecedor e motivante para a vosa e a miña formación.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Panxoliñas

Hablan los pastores: dos versiones de un mismo poema navideño de Gloria Fuertes


Gloria Fuertes ten moitos vilancicos -vilancicos- para rapaces e outros para maiores. Pero ten algúns poemas que escribiu para adultos e despois fíxose unha revisión para rapaces, quitándolle as palabras mal sonantes. Pero son xustamente a dureza destas palabras as que lle dan máis sentido ao poema. Que vos parece?

Metémosvos en primeiro lugar a versión máis infantil:

Hablan los pastores
(Villancico)
-Gloria Fuertes-

¡Ya está bien, que se va a helar!
Tanto adorar al Chaval
y nadie tiene reaños
de darle sus propios paños,
sus sayas o su morral.
Tanta mirra y tanto incienso,
y Él desnudito en el pienso
-pienso que nadie le quiere-.
Su tiritera me hiere,
en esta noche tan bruta.
¡Muchachos, traed viruta,
vamos a hacer una hoguera,
antes de que se nos muera
de frío la Salvación!

Juntad todas las banderas
y haced una colcha loca,
porque Dios está en pelota
desde que vino al Portal. 

E esta é a versión orixinal do poema:


Hablan los pastores 
(Gloria Fuertes)

¡Ya está bien!
¡Ya está bien,
que se nos va a helar!
¡Tanto adorar al chaval
y nadie tiene cojones
de darle sus pantalones,
sus sayas
o su morral! 

¡Tanta mirra
y tanto incienso,
y él desnudito entre el pienso! 

Pienso…
Pienso que nadie le quiere:
su tiritera me hiere
en esta noche tan puta. 
¡Muchachos, traed viruta,
que vamos a hacer una hoguera,
antes de que se nos muera
de frío la Salvación!

La ilustración és de Pastelanna.

Villancico del Rifador: poesia de Gerardo Diego



Un clàsico e gran poeta, Gerardo Diego, versifica o Nadal:

Villancico del Rifador
(Gerardo Diego)

¿Cuánto me dan por la estrella y la luna?
¿Cuánto me dan por el Niño y la cuna?
Este es un Niño sin padre ni abuelo,
este es un Niño nevado del cielo.
¿Cuánto me dan, que lo vendo barato
cuánto me dan, que lo doy sin contrato?
Este es el Niño que mamaba ahora.
Ríe despierto y en durmiendo llora.
Casi de balde la flor del mercado.
¿Cuánto me dan, que lo doy regalado?
Este es el Niño verano en invierno.
Este es el Niño que aniña lo eterno.
¿Cuánto me dan, que lo doy sin subasta.
¿Cuánto me dan por la fruta en canasta?
Este es el Niño que viene a dar guerra,
Viene a dar paz por amor de la tierra.
¿Cuánto me dan? Por moneda no quede. 
Una lágrima sola que tiemble y que ruede.
Este es el Niño de la rifa loca
que todos le juegan y a todos les toca.
¿Cuánto me dan por la buena fortuna?
¿Cuánto me dan por el Niño y la luna?

Ilustración de Mihail Sergeevich Pivovarov.

Navidad: poesia de la xilena Marysol Saval


Navidad

Arde la llama navideña
en este diciembre pleno
de colores, música y aromas,
veo pasar las almas por calles ávidas
de celebración y ofrendas.
Las campanas blancas repican en lo alto
y según la razón que impulsa el pecho
sus sonoras vibran fuerte en los oídos.

El pesebre reluce en las ventanas
y también los árboles orlados,
cintas vistosas y luces titilantes,
la noche nueva destilará pronto
para encender la lumbre
en los hogares prósperos y alegres.

Hay niños que no ven el nacimiento
y no verán tampoco ofrendas
al pie de un árbol de artificio,
frotarán tristes sus manos mustias
en el vacío mísero de su estancia.

Hemos de punzar nuestras conciencias
con un reto fecundo y solidario,
no olvidemos al niño desvalido
que crece inerme en la pobreza,
la ilusión de amor y paz
en una Navidad que llega para todos
pervive aun en su inocencia.

Abrir canales para abarcar al prójimo
sería una actitud bienaventurada,
lo poco es mucho para algunos,
recordemos, el amor es la fuerza 
que salva, impulsa, sostiene y une.

A ilustración é de Brad Holland. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario