Os axóuxeres son obxectos sonoros de cores moi vivas para entreter aos cativos e cativas. Este blogue pretende ser un espazo onde poder realizar o intercambio de experiencias, amáis dunha proposta motivadora de integración das TIC ás miñas clases. Desexo que sexa enriquecedor e motivante para a vosa e a miña formación.

sábado, 16 de noviembre de 2013

TEMA 1
HOY PARA COMER
TEMA 2
EL MAYOR TESORO
TEMA 3
HIPOMENES Y ATLANTA
TEMA 4
AGNOCIDE
TEMA 5
NOSTALGIA
TEMA 6
Columna 2, fila 1
TEMA 7
EL JOVEN Y EL CABALLERO
TEMA 8
EL HEROE
TEMA 9
VOCES NOCTURNAS
TEMA 10
EL CACTUS ENAMORADO
TEMA 11
LA ALEGRIA DE VIVIR
TEMA 12
Columna 2, fila 1
TEMA 13
LA ESCALERA DE ALEJANDRO
TEMA 14
MIS PRIMEROS AÑOS
TEMA 15
EL GRAN DANTE


La poesía, considerada por muchos la más noble manifestación del arte escrito, no ignora tampoco las relaciones matemáticas. Para conseguir mantener un ritmo y una musicalidad adecuadas, el poeta elige palabras que encajen, no sólo atendiendo a su significado, sino también midiendo su duración.
Según el diccionario, la métrica es el Arte que trata de la medida o estructura de los versos, de sus clases y de las distintas combinaciones que con ellos pueden formarse. Trabaja por tanto con medidas y con combinaciones, y ahí es donde entran las Matemáticas.
La unidad básica para formar un poema es el verso, que es lo que visualmente identificamos como una línea del poema. Varios versos se combinan para formar una estrofa. Según cómo de largos sean los versos y cuántos y de qué forma se combinen, se formarán unas estrofas u otras.
Empecemos con el verso. Para medirlo contamos el número de sílabas que lo forman. La poesía permite que a veces hagamos ciertas trampas a la hora de contar, aunque no vamos a tener eso en cuenta ahora. Si el número de sílabas es ocho o menos, diremos que es de arte menor. Si es de nueve o más es de arte mayor. Además de esto, a los de dos sílabas los llamaremos, bisílabos, a los de tres, trisílabos, a los de cuatro... Fíjate en la tabla para ver sus nombres:
Nº sílabas2345678
NombreBisílaboTrisílaboTetrasílaboPentasílaboHexasílaboHeptasílaboOctosílabo

Los de arte mayor tienen unos nombres un poco más complicados:
Nº sílabas910111213141516
NombreEneasílaboDecasílaboEndecasílaboDodecasílaboTridecasílaboAlejandrinoPentadecasílaboHexadecasílabo

Una vez medidos y clasificados los versos, ya podemos combinarlos para formar estrofas. Una estrofa es una unidad superior; podemos decir que los versos son los ladrillos y las estrofas las paredes que conforman la casa que sería el poema completo. Las formas de combinarlos aquí son mucho más elaboradas. Vamos a ver algunas de las paredes, (o sea, estrofas) que podemos formar según qué ladrillos (versos) de cada tipo y cómo los pongamos.
  1. Con dos versos:
    Hay muchas variantes, pero la más frecuente es el pareado. Un ejemplo de Manuel Machado:

    La primavera ha venido

    nadie sabe cómo ha sido
  2. Con tres versos:
    Las más conocidas son el terceto y la soleá. La primera suele estar formada por endecasílabos. Un ejemplo de Miguel Hernández son las estrofas de su Elegía:

    Yo quiero ser llorando, el hortelano

    de la tierra que ocupas y estercolas,
    compañero del alma, tan temprano.

    ...

    La soleá está formada por versos normalmente de arte menor, como estos de Antonio Machado:

    El ojo que ves no es

    ojo porque tú lo veas,
    es ojo porque te ve.
  3. Con cuatro versos:
    Un ejemplo es la copla, formado por cuatro versos octosílabos en el que riman los pares. Esta es de Góngora:

    En los pinares del Júcar

    vi bailar unas serranas
    al son del agua en las piedras
    y al son del viento en las ramas

    Otro tipo es la redondilla, de cuatro versos octosílabos, como estos de Lope de Vega:

    Ven muerte tan escondida,

    que no te sienta venir
    porque el placer de morir
    no me torne a dar la vida.

    Y un último, el cuarteto, donde los versos son endecasílabos. Este ejemplo es de Borges:

    Nadie rebaje a lágrima o reproche
    esta declaración de la maestría
    de Dios, que con magnífica ironía
    me dio a la vez los libros y la noche.
  4. Con cinco versos:
    La quintilla, en arte menor, y el quinteto, en arte mayor, son los más conocidos. Este ejemplo de quintilla es de Cervantes:

    Quedar las arcas vacías,
    donde se encerraba el oro
    que dicen que recogías,
    nos muestra que tu tesoro
    en el cielo lo escondías.
  5. Con más versos:
    Hay cantidad de ellos: con seis, la sextilla y el sexteto lira, con siete, la séptima o seguidilla con bordón, con ocho, octavilla, octava real y copla de arte mayor, con diez, décima o espinela, con catorce, el soneto...

Desde hace ya bastante tiempo no es obligatorio someterse a estas reglas para hacer poesía, pero todos los poetas las conocen y manejan perfectamente.
A continuación puedes visitar aquí una estupenda página con gran cantidad de poesías relacionadas con las Matemáticas. Intenta encontrar entre ellas ejemplos de
  • versos octosílabos
  • pareados
  • un soneto
  • versos endecasílabos
  • un cuarteto
  • versos de arte menor
Web interactivas
Jclic
Producción de textos escritos
Resumen de un texto
La oración gramatical
Clasificación de palabras
Palabras y sílabas
Palabras agudas, llanas y esdrújulas
Palabras compuestas
Familias de palabras
Diptongos
Sinónimos
Antónimos
Signos de puntuación
Ortogrfía de la b/v, g/j
El verbo y sus formas

TALLERES
Web interactivas
Jclic
Lectura y escritura

No hay comentarios:

Publicar un comentario