Os axóuxeres son obxectos sonoros de cores moi vivas para entreter aos cativos e cativas. Este blogue pretende ser un espazo onde poder realizar o intercambio de experiencias, amáis dunha proposta motivadora de integración das TIC ás miñas clases. Desexo que sexa enriquecedor e motivante para a vosa e a miña formación.

domingo, 9 de junio de 2013

Donde viven los monstruos (Maurice Sendak, 1963)

Maurice-Sendak-portada

Escrito e ilustrado por Maurice Sendak, autor estadounidense de origen polaco, “Where the wild things are” fue publicado en el 63 con bastante controversia: el libro era políticamente incorrecto para la época, dado que no mostraba una historia idílica y unos prototipos típicamente infantiles:Max es un niño como otro cualquiera, y el autor nos lo muestra con los comportamientos de su edad: hace travesuras y desobedece, se enfada con su madre, tiene miedos e inseguridades que afronta con la imaginación y sus propios recursos. Por lo que el pequeño protagonista, una vez castigado a su habitación sin cenar, emprende un viaje introspectivo al mundo de los monstruos, para desafiarles cara a cara y convertirse en el rey de las “cosas salvajes”.
Los adultos achacaban al cuento que saliesen monstruos de manera tan evidente, pensaban que era una lectura que podía asustar a sus hijos.  la visión ejemplarizante y moralista que tenemos los adultos respecto a los más pequeños, y Sendak no lo podría decir mejor: “Los adultos son personas que tienden a sentimentalizar la infancia, a ser sobreprotectores y a pensar que los libros para niños han de amoldar y conformar la mente a los modelos aceptados de comportamiento, logrando niños sanos, virtuosos, sabios y felices.”

“Donde viven los monstruos” es un clásico vigente hoy día porque retrata con gran expresividad los temores y deseos de nuestra infancia: nuestros monstruos, las incomprendidas rabietas, el miedo al abandono y a que nuestros padres nos dejen de querer. El hecho de ser secuestrado y separado de los padres fue una pesadilla recurrente en el propio autor, y que refleja en su cuento al final del mismo.
“Los niños, me consta, desgastan los ejemplares en las bibliotecas y los releen constantemente en sus casas. Algunos me han enviado dibujos de sus propios monstruos, que hacen de los míos ositos de peluche. Todavía no he tenido noticia de ningún niño al que le haya asustado el libro.”
Comenta el autor.
El texto, acertado y pedagógico, no sería lo que es sin las ilustraciones de Sendak: las “cosas salvajes” son monstruosas y peludas, pero taaan entrañables, y el autor hace de Max un niño expresivo, que refleja diversión, miedo, ira, sorpresa, según la ocasión. ¿Y qué me decís del traje de lobo con el que va disfrazado en el cuento?
Sendak añade: “La fantasía es algo que ocupa la vida de los niños. Creo que no hay ninguna parte de nuestras vidas infantiles o adultas, en la cual no estemos fantaseando. Pero preferimos relegar la fantasía a los niños, como si fuera una tontería apta sólo para las mentes inmaduras de los pequeños. Los niños viven dentro de la fantasía y en la realidad, de una manera que ya no podemos recordar. Tienen un sentido preciso de la lógica de lo ilógico, y pasan con facilidad de una esfera a otra. La fantasía es la esencia de toda escritura para niños, como creo que lo es para la escritura de cualquier tipo de libro, para cualquier acto creativo, y tal vez también, para el acto de vivir.”
Dicho esto, os dejo con el cuento, y con unos enlaces recomendables de visitar si tenéis interés en saber algo más de la obra, del autor y de la peli que van a estrenar.
Me encantaría saber vuestras impresiones, ¿os animáis?
Un “monstruoso” abrazo!
Enlaces y fuentes:
http://revistababar.com/wp/?p=29
http://www.imaginaria.com.ar/22/2/sendak.htm
www.terribleyelloweyes.com/
Web americana donde ilustradores de todo el mundo hacen su particular visión del cuento en  una ilustración
Trailer de la película, aquí
Maurice-Sendak10
La noche que Max se puso un traje de lobo y comenzó a hacer una travesura
tras otra
tras otra
su mamá le dijo: “¡eres un salvaje!” y Max le contestó: “¡te voy a comer!” y lo mandaron a la cama sin cenar.
su mamá le dijo: “¡eres un salvaje!” y Max le contestó: “¡te voy a comer!” y lo mandaron a la cama sin cenar.
Esa noche en la habitación de Max creció un bosque
Esa noche en la habitación de Max creció un bosque
y creció...
y creció…
y creció hasta que el techo se cubrió de enredaderas y las paredes se transformaron en el mundo a su alrededor
y creció hasta que el techo se cubrió de enredaderas y las paredes se transformaron en el mundo a su alrededor
y de repente apareció un océano con un barco para Max y navegó día y noche
y de repente apareció un océano con un barco para Max y navegó día y noche
durante varias semanas y casi más de un año hacia donde viven los monstruos.
durante varias semanas y casi más de un año hacia donde viven los monstruos.Y cuando llegó al lugar donde viven los monstruos éstos emitieron unos horribles rugidos y crujieron sus afilados dientes y lo miraron con ojos centelleantesy le mostraron sus horribles garras
hasta que Max dijo: “¡QUIETOS!” y los domó con el truco mágico de mirarlos fijamente a los ojos sin pestañear y se asustaron tanto que dijeron que él era el monstruo más monstruoso de todos
hasta que Max dijo: “¡QUIETOS!” y los domó con el truco mágico de mirarlos fijamente a los ojos sin pestañear y se asustaron tanto que dijeron que él era el monstruo más monstruoso de todos
y lo nombraron rey de todos los monstruos. “Y ahora”, gritó Max, “¡que comiencen los festejos!”
Maurice-Sendak26
Maurice-Sendak27Maurice-Sendak28
“¡Basta ya!” gritó Max y ordenó a los monstruos que se fueran a la cama sin cenar. Y Max el rey de todos los monstruos se sintió solo y deseó estar en un lugar donde hubiera alguien que lo quisiera más que a nadie. De repente desde el otro lado del mundo le llegó un rico olor a comida y renunció a ser rey del lugar donde viven los monstruos.
“¡Basta ya!” gritó Max y ordenó a los monstruos que se fueran a la cama sin cenar. Y Max el rey de todos los monstruos se sintió solo y deseó estar en un lugar donde hubiera alguien que lo quisiera más que a nadie. De repente desde el otro lado del mundo le llegó un rico olor a comida y renunció a ser rey del lugar donde viven los monstruos.
Pero los monstruos gritaron: “¡Por favor no te vayas- te comeremos- en verdad te queremos!” A lo cual Max respondió: “¡NO!”
Pero los monstruos gritaron: “¡Por favor no te vayas- te comeremos- en verdad te queremos!” A lo cual Max respondió: “¡NO!”
Los monstruos emitieron unos horribles rugidos y crujieron sus afilados dientes y lo miraron con ojos centelleantes y le mostraron sus terribles garras pero Max subió a su bote y se despidió de ellos
Los monstruos emitieron unos horribles rugidos y crujieron sus afilados dientes y lo miraron con ojos centelleantes y le mostraron sus terribles garras pero Max subió a su bote y se despidió de ellos
Pero los monstruos gritaron: “¡Por favor no te vayas- te comeremos- en verdad te queremos!” A lo cual Max respondió: “¡NO!” Los monstruos emitieron unos horribles rugidos y crujieron sus afilados dientes y lo miraron con ojos centelleantes y le mostraron sus terribles garras pero Max subió a su bote y se despidió de ellos

hasta llegar a la noche de su propia habitación donde encontró su cena
hasta llegar a la noche de su propia habitación donde encontró su cena. Que aún estaba caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario