Os axóuxeres son obxectos sonoros de cores moi vivas para entreter aos cativos e cativas. Este blogue pretende ser un espazo onde poder realizar o intercambio de experiencias, amáis dunha proposta motivadora de integración das TIC ás miñas clases. Desexo que sexa enriquecedor e motivante para a vosa e a miña formación.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Noite de Halloween

  

La colección digital e interactiva "El baúl de los monstruos" consta de cuatro títulos (el primero gratuito se puede descargar a través de este enlace) "El Zombi", "El Vampiro", "El Hombre del Saco" y "La Bruja". En cada una de las historias llenas de humor, se desdramatiza el efecto terrorífico que los monstruos crean en los más pequeños con sus divertidas historias.
Los cuentos están escritos por Enrich Lluch e ilustrados por Oriol Hernández (El zombi), Fernando Falcone (El vampiro), Miguel Ángel Díez (El hombre del saco) y Óscar T. Pérez (La bruja).






¡Chicos y chicas, este Halloween ya no tenéis excusa para pasarlo de miedo con estas divertidas historias!


    
La leyenda de las calabazas de Halloween
La leyenda de las calabazas de Halloween

 Historia de  (la leyenda sobre las calabazas de Halloween)  Hallowen, cuyos orígenes, pese a la creencia popular, se encuentran en los celtas de Escocia y con posterioridad se exportó a Estados Unidos por emigrantes, sobre todo irlandeses, hacia el siglo XIX.
Pese a tratarse de una fiesta para celebrar la cosecha y el año nuevo, en la que la gente se ponía pieles de los animales sacrificados y colgaba huesos en sus casas para espantar a los espíritus (de ahí la tradición de disfrazarse)… nada o poco tienen que ver las calabazas en esta historia.
En referencia a esos orígenes, se empezó a divulgar una leyenda, también celta, que explica el porqué de las calabazas talladas de Halloween. Dice esta fábula que el 31 de octubre, no sólo los espíritus de los difuntos podían vagar por la tierra sino todo tipo de entes del más allá. Parece ser que un granjero, Jack, que engañaba y mentía a sus vecinos tenía tal fama de malvado que el propio demonio vino, un fin de año celta, a conocer su maldad.
Disfrazado de hombre, el demonio se puso a beber con Jack para terminar diciéndole que se lo iba a llevar para pagar por todos sus pecados. Como última voluntad el granjero le pidió que se convirtiera en moneda para pagar la ronda. Una vez hecho, Jack se la guardó en el bolsillo con un crucifijo de plata. El diablo no podía salir y tuvo que negociar con Jack. Así a cambio de escapar le prometió al granjero un año más de libertad.
Cuando regreso el siguiente 31 de octubre, Jack pidió de nuevo una última voluntad. Esta vez le dijo al demonio que le trajera una manzana, pero cuando estaba en el árbol cogiéndola el granjero talló una cruz en el tronco y puso como condición quedarse libre por otros diez años. 
La leyenda de las calabazas de Halloween (II)
Sin embargo, antes de que se cumpliera la fecha, Jack murió de viejo pero no pudo entrar en el cielo por ser tan malo, ni tampoco en el infierno dado su trato con Satanás, así que se vio obligado a vagar entre los muertos y los vivos acompañado de un nabo hueco con carbón ardiendo como única luz. Con el tiempo el granjero fue conocido como Jack el de la Linterna (Jack of the Lantern, luego Jack O’Lantern, en inglés).
De ahí que la noche de los difuntos, los celtas encendieran nabos huecos para señalar el camino a los espíritus esa noche. Cuando los irlandeses se llevaron sus tradiciones a Estados Unidos sustituyeron los nabos por calabazas, más fáciles de encontrar allí y con más posibilidades para tallarlas e introducirles la luz.
Lo cierto es que las calabazas se han convertido en uno de los principales elementos de Halloween. son los elementos decorativos, se preparan deliciosas recetas con esta hortaliza, sondisfraces originales, y un sinfín de recursos más.
Jack O’Lantern también dio origen al famoso “truco o trato” tan popular al otro lado del charco, puesto que el día de Halloween es cuando el granjero viene a la tierra y les hace esta proposición a los vivos. La mayoría apuesta por el trato ya que creen que no es posible fiarse de ningún truco de este malvado.
En España, pese a que las fiestas de disfraces de Halloween son cada vez más populares, aún no hemos importado la tradición del truco o trato, aunque supongo que como otras muchas cosas es cuestión de tiempo. Al menos está bien que los niños sepan de dónde proviene la historia.
          Historia de Halloween 

Historia del Halloween (I)
Alrededor de Halloween se tejen todo tipo de asociaciones macabras, pero vale la pena retroceder un poco en el tiempo, para comprender el origen de la fiesta y cómo con el tiempo su significado se transformó hasta nuestros días. La celebración se remonta a las fiestas del fin del verano de los pueblos Celtas, llamadas Samhain, que iniciaban el 31 de octubre; su importancia radicaba en que organizaban el ciclo del trabajo en el campo.
Allí se festejaba en torno a la cosecha y la fertilidad de la tierra; los pueblos Celtas respetaban profundamente el mundo espiritual y agradecían en esta celebración, el amparo de las fuerzas naturales y de sus antepasados, quienes velaban para que la comunidad tuviese el sustento necesario, los protegían y renovaban el entorno para comenzar nuevamente el ciclo de trabajo.
La noche del fin del ciclo era muy especial, y se consideraba abierta la frontera entre el mundo material y el espiritual alrededor de la celebración; se utilizaban máscaras, se encendía una hoguera general, de la cuál se llevaba el fuego para cada casa. Las casas se adornaban con hermosos frutos y vegetales por ser el tema de la celebración.
Con la expansión del imperio Romano por el Mediterráneo hasta tierras de dominio Celta, las festividades del pueblo invadido fueron asumidas y comenzó a transformarse el significado, al unirse con el festejo de Pomona, por estar relacionado con la cosecha y el campo. Más tarde, el cristianismo señaló con el término de “paganas” a todas estas celebraciones en torno a deidades o fuerzas diferentes a Cristo.
Historia del Halloween (II)
 En la edad media resultaba muy complejo anular o prohibir las celebraciones tradicionales a los nuevos fieles cristianos, por lo cuál se integraron festividades de santos o celebraciones religiosas en las mismas fechas y así poco a poco tratar de unificar lo que una vez fue el ciclo del trabajo y los dioses antiguos, en un calendario litúrgico con celebraciones establecidas, que conservamos hasta nuestros días.
La fiesta del Samhain se transformó en el “Día de todos los Santos”, para ser celebrado así por toda la feligresía cristiana en el mundo; no obstante, las comunidades de irlandeses que se asentaron en América, ejercitaron los vestigios de su celebración de la cosecha, más con carácter festivo que como evento espiritual, por lo cuál se crearon infinidad de relatos populares con los cuales asociar cada uno de los símbolos.
Así se implementó el uso del disfraz, la calabaza con una vela y el mundo espiritual con asuntos de muertos y espantos, terror y misterio, popularizadas por la industria del cine. La noche de la cosecha se transformó en la fiesta de los monstruos del cine: drácula, el hombre lobo, Frankenstein, fantasmas y todas las criaturas que pueden causar temor como arañas o murciélagos.

De las películas estadounidenses recibimos las primeras imágenes de niños disfrazados como seres terribles, demonios, fantasmas y brujas, propios de la nueva versión de la festividad, acuñada bajo el nombre de Halloween, como contracción de “All Hallow’s Eve” (Víspera del Día de los Santos). Esta festividad es conocida en todo el mundo occidental y es celebrada por cientos de niños en la noche del 31 de Octubre, quienes se disfrazan de princesas, heroes y personajes de moda.

Halloween, Samaín, Véspera de tódolos Santos. Enlace moi interesante riograndedexuvia.com. (Pica)






No hay comentarios:

Publicar un comentario